320 casos de personas intoxicadas con Vibrio Parahemolítico se han detectado en la temporada. Autoridad llama a la prevención

86

Una masiva campaña, que incluye el apoyo de difusión en los 250 microbuses de la línea Transmontt desde el sábado 20 de diciembre pasado, se continúa desarrollando en la zona para informar a la población de las medidas que deben adoptar para no ser víctimas del Vibrión Parahemolítico, toxina que se presenta en los mariscos bivalvos cuando la temperatura del agua aumenta.

La Seremi subrogante de Salud, Sibel Volpi, informó que este año la incidencia de casos ha disminuido notoriamente observándose, desde el 8 de diciembre de 2008 a la fecha, 320 casos, desglosados en 304 aparecidos en la provincia de Llanquihue, 12 en la provincia de Osorno y 4 en Chiloé. La autoridad comentó que ninguno de los casos ha terminado en desenlace fatal ya que han concurrido oportunamente a los centros asistenciales en donde se les ha brindado la atención necesaria.

El temido Vibrio Parahemolítico se previene con simples consejos, por ejemplo:

  • –          Siempre consumir los mariscos cocidos, hervirlos a 100 grados celcius por al menos 5 minutos, el jugo de limón NO COCE LOS ALIMENTOS, y en el caso de aquellos bivalvos cocidos al vapor – como sucede en el apetitoso curanto al hoyo – estos deben permanecer largo tiempo sometidos al calor.
  • –          Lavarse las manos antes de cocinar, lo cuál previene otras infecciones que causan molestias estomacales porque puede presentarse otra bacteria que es la escherichia coli.
  • –          Al comprar mariscos se deben refrigerar hasta antes de cocinarlos y no mezclar con otros alimentos.
  • –          Prevenir la contaminación cruzada no manipulando mariscos cocidos luego de haber manipulado mariscos crudos, mantener limpios los utensilios y las cubiertas donde se preparan los alimentos.
  • –          Lavarse siempre las manos antes de preparar o consumir alimentos y después de ir al baño.

Sibel Volpi, añadió que la autoridad sanitaria ha hecho una labor educativa y fiscalizadora en las fiestas costumbristas desarrolladas en la zona, con el propósito resguardar la salud de los concurrentes y así fomentar y mantenet el turismo. “La tarea del Ministerio de Salud es proteger, no sancionar” indicó, por ello han trabajado codo a codo con las personas que manipulan alimentos en las diversas muestras culinarias típicas del sur y que proseguirán en localidades como Alerce, Ilque, Lenca, Piedra Azul, Huelmo, entre otras.

Por: Mauricio Sáez E.