Operación “Lucifer” de la PDI logró desbaratar banda dedicada al narcotráfico. Se encontró casi un kilo de cocaína lista para la venta

44

Más de 3 meses de trabajo de la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Puerto Montt, que incluyeron escuchas telefónicas autorizadas por el tribunal, arrojaron la detención de tres personas y la incautación de 868 gramos de clorhidrato de cocaína, marihuana, una pistola 9 milímetros con municiones (arma encargada por robo), una balanza digital, 2 celulares, una cortapluma y un estuche porta anteojos que servía para guardar los envoltorios contenedores de la sustancia.

La Jefa de la Brigada, subcomisario María Teresa Espejo, señaló que los imputados fueron detenidos la madrugada de hoy, como resultado de una ardua labor investigativa que desarrolló la Unidad especializada y que comenzó hace unos meses atrás. La droga, que dosificada alcanzaría más de 4 mil quinientas unidades, se puede valorar en unos 45 millones de pesos.

En una larga audiencia, los imputados Nelson Cumillaf, Matías Barría y José Soto comparecieron ante en el Tribunal y se pudieron indagar más detalles de la operación denominada “Lucifer” suponiendo la atribución del nombre a que a uno de los hombres se le conoce como “El Sata”.

La venta de droga se hacía en el sector bohemio de Lintz, específicamente fuera del local nocturno Rock And Roll, donde pasada la medianoche fue detenido el taxista Nelson Cumillaf, con antecedente penal anterior de manejo en Estado de Ebriedad, el que facilitó la labor indicando que en la guantera, dentro de un estuche porta anteojos, ocultaba una cantidad de 68 gramos de cocaína dosificada. Luego los efectivos policiales obtuvieron una orden de entrada y registro al domicilio de Cumillaf encontrando más droga.

A través de interceptación de conversaciones telefónicas , la policía contaba con los datos necesarios para ubicar a quienes proveían de la sustancia ilícita, llegando al domicilio de Matías Barría en calle Petorca, de Población Pablo Neruda. En el lugar, y por expresa autorización del tribunal, los detectives registraron el inmueble encontrando una bolsa con 768 gramos de cocaína, marihuana, una pistola 9mm, municiones y una balanza digital. Un momento después llega José Soto, quien intentó darse a la fuga procediendo la policía a controlar su identidad para posteriormente detenerlo por su implicancia en el delito.

En un debate que se prolongó por varios minutos, la jueza de Garantía declaró ilegal la detención de Matías Barría y José Soto, por incongruencia entre las horas en que se dieron las órdenes de entrada y registro y las de detención que figuran en el parte policial, considerando que de acuerdo a esos antecedentes la detención se habría producido antes de tener la orden legal de entrada y registro.

Barría y Soto quedaron citados al tribunal para el mes de febrero, en tanto Nelson Cumillaf, quien debe ser dializado día por medio según consta en certificado exhibido en la ocasión, fue sometido a medidas cautelares de firma semanal en la fiscalía local más arraigo comunal por el plazo de 2 meses que durará la investigación.

Por: Mauricio Sáez E.