Paso por el desierto de Atacama, la prueba más dura para los corredores del Rally Dakar

53

Ayer, la especial más larga del Dakar se tuvo que reducir por causa de una arena demasiado blanda. En los 476 kilómetros del recorrido, los corredores se han enfrentado a las dunas gigantescas de Atacama y a serias dificultades de navegación. En motos, Jordi Viladoms ha aprovechado los tanteos de los pilotos en cabeza para adjudicarse la primera victoria de especial en esta edición. Marc Coma, pegado a la rueda de Despres, conserva el liderazgo en la general. En coches, Carlos Sainz, con su sexta victoria de especial en esta edición, reafirma su superioridad, también en la arena.

Las motos salieron esta mañana bajo un cielo algo cubierto a encarar la etapa 10 del rally, un gran circuito con salida y llegada en el espléndido Bivouac de Copiapo. Cyril Despres, que partió en quinta posición, ha necesitado unos cien kilómetros para pasar a los cuatro pilotos que le precedían: Verhoeve, Frétigné, Coma y López. El vigente campeón rubricó los mejores tiempos en los primeros 4 CP.

Sin embargo, la situación dio un vuelco radical tras el kilómetro 300. Cyril Despres, a la cabeza de la carrera, estaba llevando a sus perseguidores por una pista falsa. Consecuencia: Viladoms y Duclos, que salieron más tarde, pudieron aprovechar la ocasión para lograr los mejores tiempos en el kilómetro 423 con una buena ventaja frente a los líderes de la general.

A continuación, pese a que quedaba el tramo de dunas más complicado de negociar, el dúo a la cabeza no sufrió ningún incidente. Jordi Viladoms, que se alzó vencedor en la etapa de Zouerat hace dos años, se adjudica de esta forma su segundo éxito en una especial del Dakar. Saca 1’06 al francomaliense Alain Duclos y 8’29 al portugués Helder Rodrigues.

En la general, la estrategia de Coma de pisar los talones a Despres vuelve a dar frutos, pese a los errores de navegación del piloto francés. El catalán pierde 3’37 frente al dos veces campeón del Dakar, pero aumenta su ventaja frente a David Frétigné, piloto de Yamaha, ahora a 1h24, que también ha pasado dificultades hoy. Despres, por su parte, se encuentra a 1h31 del líder catalán.

Después de una prestación de primera en la etapa anterior, el circuito de Copiapo se perfilaba como la prueba definitiva para Carlos Sainz, que se sigue autoproclamando novato en lo que a conducción por dunas se refiere. Pero es precisamente en este terreno que le resulta menos familiar, que el piloto madrileño ha escrito una nueva página en la historia de la prueba, al conseguir su victoria número 15 en su corta carrera. De los nueve pilotos que pueden jactarse de semejante proeza, Sainz es el único que aún no se ha proclamado campeón del Dakar.

Sin embargo, el resultado de hoy puede ayudarle a corregir esa paradoja. Aparte de lograr su cuarta victoria consecutiva, Carlos Sainz aumenta su ventaja en la clasificación general frente a su primer rival, aunque compañero de equipo, Mark Miller, ahora a 27 minutos. Giniel De Villiers, que ha perdido unos preciados minutos atascado al pie de una duna, ya puede pensar en tirar la toalla frente a la superioridad del «matador». Y Joan «Nani» Roma, frenado por el riesgo de sobrecalentamiento de su Lancer, solo parece poder aspirar al cuarto puesto, a 1h13′ de Sainz.

La criba durante la primera semana de la carrera permite, normalmente, una mayor variedad en la foto de grupo de los vencedores de etapa, al dar la posibilidad a nuevos rostros. Sin lugar a dudas, eso pensó Orlando Terranova en la salida de Copiapo. El argentino, que ha figurado en los primeros puestos, sin alzarse aún vencedor, impuso un ritmo elevado a su X3, logrando el mejor crono en los dos primeros CP. Pero como sucede en ocasiones en el seno del equipo X-Raid, Orlando ha confundido la velocidad y la precipitación. Con una salida de pista y algunas vueltas de campana en el kilómetro 180, se esfumó el sueño de una primera victoria de etapa argentina en el Dakar. Robby Gordon, con tres especiales de Dakar en su haber, no ha podido sumar ninguna más en 2009. Después de una jornada entera persiguiendo a Sainz, en la que incluso ha logrado los tiempos más rápidos en los dos últimos puntos de cronometraje, se le escapa el triunfo por 21». Las ocasiones van a ser cada vez más raras.