Chofer de camión asaltado a balazos, arrolló a uno de los delincuentes en la huída

44

Gentileza de www.canaldenoticias.cl

El día más aterrador de su vida vivió ayer Jorge Iturrieta Cañete, de 46 años de edad, un conocido comerciante angolino, más conocido como “El Churri”, quien durante décadas fue propietario de la Casa del Perno y que ahora labora como chofer de un camión.

Según confirmó la policía, el hecho se produjo poco antes de las 20 horas de anoche, cuando Iturrieta conducía un camión perteneciente a la empresa “Ene”, propiedad de Eduardo Iturrieta Pinto, luego de haber concurrido a Lumaco a entregar una serie de abarrotes y mercaderías a diversos locales comerciales de esa comuna.

DISPAROS
Jorge regresaba desde Lumaco hacia Angol y ya estaba a sólo 10 kilómetros de llegar a Los Sauces, por el camino de Las Rosas, cuando al pasar por el último de los puentes se encontró cara a cara con tres encapuchados que se pararon en medio del camino, le hicieron señas para que se detuviera y lo intimidaron con una escopeta hechiza.

Los delincuentes abrieron fuego contra el vehículo de Iturrieta, quien tuvo una rápida reacción, no se detuvo y aceleró el camión, arrollando a uno de los hampones. En ese mismo momento la víctima escuchó un disparo y sintió la explosión del parabrisas justo frente a su rostro, pero con ello tampoco detuvo su marcha y llegó hasta la Subcomisaría de Carabineros de Los Sauces, donde denunció los hechos.
Algunos de los impactos de perdigones que recibió la máquina.Rápidamente comenzaron los operativos policiales en el sector, con la finalidad de ubicar a los asaltantes.

La policía pensaba encontrar en el lugar al delincuente malherido o incluso fallecido, ya que la víctima relató que el camión le pasó por encima al antisocial que no alcanzó a evadir la máquina de carga.

Sin embargo, al llegar a ese apartado sector rural, los carabineros no encontraron víctima alguna, por lo que se sospecha que los delincuentes eran apoyados por un vehículo que se encontraba oculto en las cercanías del lugar del asalto, el cual habrían utilizado para escapar.

«DATEO»

Lo más extraño es que Iturrieta regresaba de Lumaco portando 600 mil pesos en dinero efectivo y dos millones 400 mil pesos en cheques producto de las ventas, por lo que la policía no descarte que se trate de un asalto motivado por un “dateo”.

“Otra cosa que le valió es que el camión venía vacío, por lo que tuvo la suficiente rapidez como para alcanzar a huir sin que los delincuentes pudieran alcanzarlo o darles tiempo para recargar el arma y volver a dispararle”, comentó uno de los policías que estuvo en el lugar.

59 IMPACTOS
Iturrieta quedó helado al sólo pensar en lo que le pudo haber ocurrido si hubiese detenido su marcha,
especialmente cuando en la unidad policial se realizaron las pericias a su camión, encontrándose con más de 55 impactos de perdigones en la parte baja de la máquina (foto superior) y otros cuatro proyectiles incrustados en un neumático del camión.

El parabrisas resultó completamente destrozado justo enfrente de la víctima (foto abajo), estableciendo la policía que recibió el impacto de una roca de gran tamaño lanzada por uno de los asaltantes.

Del hecho se informó al fiscal de turno del Ministerio Público, ordenándose el envío de una patrulla de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros de Angol, quienes realizaron una serie de peritajes en el vehículo.

La víctima se fue a su domicilio a descansar, y Carabineros continúa trabajando para dar con el paradero de los arrojados delincuentes que intentaron acabar con la vida de este
trabajador.


BUSQUEDA DEL HERIDO

Asimismo Carabineros recorrió todos los hospitales de la zona en busca del asaltante que fue atropellado, pero hasta el cierre de esta nota no había concurrido a solicitar atención médica en ningún recinto asistencial de la provincia.

 

Gentileza de www.canaldenoticias.cl