Buena recepción en sector político de las medidas anunciadas por la Presidenta para enfrentar la crisis

37

Diputado Vallespín destacó que se quintuplicará la cantidad de beneficiados con el seguro de cesantía y espera que las medidas aprobadas sean rápidamente ratificadas por el Senado.


Como «necesarias, proactivas y oportunas», calificó hoy el diputado DC por Puerto Montt, Patricio Vallespín, las medidas de Gobierno aprobadas hoy por la Cámara de Diputados para enfrentar la crisis económica, agregando un nuevo seguro de cesantía. Vallespín tuvo activa participación en el perfeccionamiento del seguro de cesantía, estableciendo lazos directos de comunicación con los distintos sectores laborales y las organizaciones de trabajadores.

Sobre el Seguro de Cesantía, Vallespín, junto con valorar que se hayan incorporado las demandas de la CUT, agregando, también, a los trabajadores con contrato a plazo fijo, señaló que «se trata de un instrumento clave para este año, donde lamentablemente se espera un posible aumento en la cesantía». Precisó que «se quintuplicará la cantidad de trabajadores beneficiados», agregando que «el Gobierno está enfrentando con pie firme la crisis internacional y se están tomando las medidas necesarias para sortear los posibles efectos. Este seguro entrega tranquilidad a los trabajadores y a sus familias; es un importante logro porque se está adaptando un mecanismo clave a la actual realidad laboral».

Explicó que el texto legal beneficia con el seguro a los trabajadores que tengan un mínimo de doce cotizaciones mensuales, debiendo las tres últimas ser continuas y realizadas con el mismo empleador. «El proyecto, además, amplía de 5 a 7 meses la entrega del seguro, en casos de que los índices de desempleo nacional excedan los promedios de los últimos cuatro años.»

Por otra parte, Vallespín agregó su satisfacción por las iniciativas aprobadas que buscan estimular la inversión, el consumo, y el financiamiento de las empresas, entregando, además, un fuerte apoyo a las personas. «Contaremos con más créditos para las Pymes, empleo para el sector juvenil, estímulos en vivienda y reforestación, y, un tema esencial, la entrega de un bono de 40 mil pesos, por carga familiar, para el 40 por ciento más pobre de la población, que abarca a cerca de 3 millones de personas en todo el país.»

Señaló, además, que se contempla, adelantar para septiembre del 2009 la devolución de impuestos a las personas, que normalmente correspondería realizar el 2010.

Adicionalmente, se establece que el impuesto de timbres y estampillas que se paga con cada préstamo se eliminará completamente, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2009, y se rebajará a la mitad entre el 1 de enero de 2010 y el 30 de junio de 2010. «Con la aplicación de esta disposición, se reducirá directamente el costo de los créditos, facilitando con ello la adquisición de nuevas viviendas o el financiamiento de inversiones por parte de las pequeñas y medianas empresas.»

Especial importancia otorgó, además, a la disminución del 15% de los Pagos Provisionales Mensuales (PPM) por concepto de impuesto a la renta, para el caso de las Pymes, y de un 7%, para las más grandes.

Finalmente, y entre otras medidas, destacó el aporte extraordinario al Fondo Común Municipal de $26.000 millones para el apoyo directo a las personas a nivel local.