Dakar 2009: 500 vehículos largarán en el Obelisco. 30 máquinas quedaron fuera de la carrera

62

Estricta verificación técnica dejó a varios pilotos tristes de no tomar parte en la histórica carrera que tiene un recorrido de más de 9 mil kilómetros. 



BUENOS AIRES, Argentina, 1 de enero de 2009.- Un total de 500 vehículos, de 530 inscritos, aprobaron la rigurosa verificación técnica que concluyó hoy por la tarde en La Rural, recinto que está cobijando a los participantes de la versión número 30 del Rally Dakar 2009 Argentina-Chile, con 837 pilotos y navegantes, que serán de la partida simbólica mañana a las 17:00 horas en el Obelisco. 

Las 30 máquinas rechazadas fueron en su mayoría motos (13), que obviamente no cumplieron con las exigencias técnicas de la organización. En tanto fueron aprobados 217 autos-camionetas, quedando fuera 11. En los quads (cuatriciclos) avanzaron 25, siendo marginados 5. Y de los 82 camiones inscritos, sólo uno fue rechazado. 

La última jornada de verificaciones técnicas y administrativas, cuyo objetivo principal es cerrar la lista de participantes, ha reunido a más de 60.000 espectadores en el recinto ferial La Rural. Los porteños, así como los argentinos y chilenos en general, han demostrado un entusiasmo que no tiene nada que envidiar al de los corredores. Favoritos y amateurs, por igual, están ansiosos por empezar. 

La perspectiva de disputar el Dakar en Sudamérica coloca a la mayoría de los corredores en un estado de excitación totalmente razonable. Para uno en concreto, la euforia ha llevado a una cierta ceguera o exceso de confianza. Al piloto de motos chino Li Zhiheng, inscrito por primera vez en el Dakar, se le ha olvidado completamente prever el traje para montar su KTM.  

Como las desgracias nunca vienen solas, el despiste le ha llevado a presentarse también en Buenos Aires sin la licencia de piloto emitida por la federación internacional, indispensable para figurar en la línea de salida del rally. Al igual que otros dos compatriotas, Chen Jianguo y Wei Guanghui, también poco diligentes con el papeleo, Zhiheng ha iniciado una carrera contra el reloj, puesto que debe presentar antes de la salida de la primera etapa una licencia reglamentaria. 

Aparte del trío chino, al que se le podría otorgar el premio colectivo al más distraído, el resto de los corredores, por el contrario, han preparado minuciosamente la gran cita. El ejemplo paradigmático en este sentido es el del equipo Mitsubishi que tiene inscritos a cuatro Lancer diesel. Para este cambio tecnológico, se ha necesitado casi dos años de desarrollo y un total de 17.000 kilómetros de pruebas. El vehículo sucesor del Montero entrará por la puerta grande en las pistas argentinas, después de un primer estreno exitoso en la Baja de Porto Alegre. Al volante de los cuatro prototipos, encontramos a Peterhansel, Alphand, Roma y Masuoka, cuyo estatus oscila entre favoritos y aspirantes, puesto que, en esta ocasión, sus rivales de Volkswagen pueden reivindicar una mayor experiencia con el diesel. Los pilotos de la marca alemana, acostumbrados a tener que hacer frente a los caprichos de la suerte, podrían, al fin, ver cambiar las tornas a su favor. Además, en la preparación, los ingenieros que han trabajado con los Race Touareg de Sainz, De Villiers, Miller y Depping, aparentemente, no han querido dejar nada al azar. En este desfile de campeones, que hemos podido disfrutar hoy en el recinto ferial La Rural, resultaba francamente difícil designar a un solo favorito o a un único coche. Solo Robby Gordon, conocido por ser algo fanfarrón dentro del mundillo en Estados Unidos, ha osado declarar que la victoria final sigue siendo su único objetivo. Queda por ver si el Hummer será capaz de competir a la larga con los vehículos oficiales. 

En cuanto a las motos, los dos últimos vencedores del rally, Cyril Despres y Marc Coma, conocen suficientemente bien la disciplina para expresarse con prudencia. Su deseo de victoria se ve sistemáticamente templado por las reservas habituales frente a los imprevistos de la carrera. ¿Son precisamente este tipo de incidentes los que podrían beneficiar a David Frétigné, deseoso de subir por primera vez al podio con su Yamaha 450cc.? 

Irán surgiendo las primeras respuestas a partir del sábado en las pistas, con una primera etapa rumbo a Santa Rosa. En el tiempo que les queda, los pilotos conducirán sus vehículos al podio montado en la Plaza de la República ante El Obelisco en plena Avenida 9 de julio. 

El sábado 3 la competencia largará oficialmente a las 05:00 de la madruga desde el estacionamiento de La Rural para dirigirse en enlace hasta Saladillo, con un recorrido de 195,57 kilómetros. Los primeros en salir desde la especial, con un trazado de 371,02 kms serán las motos (7:50 horas), luego lo harán los autos (9:55), los camiones (12:45). La prueba concluirá con un enlace de 166,11 kms hasta Santa Rosa. Será la primera etapa de la carrera con un total de 720 kms. 

Prensa Rally Dakar 2009