Algunos municipios de la región despiden a funcionarias embarazadas, según denuncia Diputado Vallespín

55

Por estar contratadas a honorarios son obligadas a renunciar a los fueros maternales consagrados en la ley.


Una serie de municipios de la Región, entre los que se cuentan Ancud, Puerto Varas, Calbuco, Frutillar y Fresia, mantienen contratos laborales precarios con las funcionarias de los Jardines Infantiles transferidos por la JUNJI. Esta denuncia la hizo el diputado Patricio Vallespín, junto a las dirigentas regionales de los Jardines transferidos.

A juicio de Vallespín, lo más preocupante de esta situación es que el abuso en que incurren los municipios es todavía mayor cuando éstos deciden despedir a las funcionarias embarazadas. «Lo inaceptable de esta situación es que las municipalidades contratan a honorarios a las tías de los Jardines, lo que las deja en una situación de absoluta vulnerabilidad».

El parlamentario criticó la fórmula ideada por el Ministerio de Hacienda para disminuir los costos en la implementación y mantención de los Jardines a lo largo de Chile, que apunta a que los costos de contratación de personal sean resueltos por parte de los municipios, a quienes el Estado les asigna una cantidad de recursos por Jardín sostenido. Dicha situación, sostuvo Vallespín, es la primera señal de la diferencia laboral que existe entre las funcionarias de Integra y Junji, respecto a las tías de los Jardines traspasados, las cuales ganan mucho menos y con contratos más precarios.

El legislador por el Distrito 57, apuntó que la contratación a honorarios de las funcionarias, no les garantiza ni asegura sus derechos laborales. «El ejemplo más concreto de esto es que hay mujeres embrazadas que no han podido ejercer el derecho irrenunciable de fuero maternal y los derechos de prenatal y post natal, todo lo cual es gravísimo».

Lo que las funcionarias hacen, explicó el diputado, es llegar a un acuerdo para que durante un par de meses sin cumplir funciones, las municipalidades las vuelvan a recibir «y se pretende hacer como que nada ha pasado, como si nunca haya habido embarazo, o como que nunca nació ese niño. Todo lo cual es simplemente disfrazar una situación laboral inaceptable».

Patricio Vallespín fue enfático al señalar que este tipo de irregularidades que se producen en la administración comunal de Jardines Infantiles requieren, para su solución, de decisiones a nivel de gobierno que apunten al fin de este tipo de transferencias de recursos; pero también a nivel local,  con municipios no eviten contratar a honorarios, lo cual, a juicio del parlamentario, es ilegal, abusivo e injusto.

Clara Gallardo, presidenta de la Asociación de Jardines Traspasados de Puerto Montt, expresó su solidaridad con sus colegas de Puerto Varas, Ancud, Frutillar, Calbuco y Fresia, comunas donde se han practicado este tipo de contrataciones. La dirigenta valoró que en Puerto Montt el municipio mantenga con ellas contratos indefinidos, pero adelantó que no permitirán la continua vulneración de sus derechos y pidió a los alcaldes que «no sigan cometiendo esta irresponsabilidad»