Diputado Vallespín exige a los bancos no entrampar créditos para los micros y pequeños empresarios

62

Recordando a los bancos que son el sector del país que más utilidades ha tenido durante el último tiempo y exigiéndoles que dejen de pensar sólo en sus ganancias infinitas y hagan lo que se requiere para apoyar a los pequeños empresarios, el diputado Patricio Vallespín denunció la poca disposición de las instituciones bancarias para traspasar de manera concreta los recursos que inyectó el gobierno en el contexto de la crisis financiera mundial.

Estas declaraciones las hizo el parlamentario acompañado por Ariel Varas, presidente de Apiasmontt, entidad que agrupa a los pequeños industriales de Puerto Montt; y Eduardo Salazar, quien encabeza la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de la ciudad.

A juicio de Vallespín, no tiene sentido que los bancos, incluido el  Banco Estado, entrampen la disponibilidad de recursos para que las pymes continúen desarrollando sus actividades productivas, de las cuales depende mayoritariamente la empleabilidad en el país. “No se entiende que los bancos exijan garantías sobre garantías, cuando el fisco ya ha asumido las garantías estatales para que los emprendedores accedan a esos recursos.”

El legislador democratacristiano fue enfático en demandar una mejor disposición de la banca nacional, que entre enero y octubre ha sumado ganancias por el orden de los mil doscientos millones de dólares, según cifras oficiales de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (Sbif). “Cuando eran buenos los negocios la banca apoyaba a los emprendedores, ahora que hay cierto riesgo no están haciendo lo que se requiere, porque ésta solo piensa en sus ganancias infinitas”, aseveró.

En la misma línea, el diputado por el Distrito 57 solicitó directamente a Banco Estado que facilite los procedimientos, crea en los emprendedores y entregue los recursos que han sido destinados por el gobierno, por el orden de los quinientos millones de dólares, con el fin de dinamizar al sector financiero  y bancarizar a los pequeños empresarios, para que, de esta forma, el Banco cumpla efectivamente un rol contracíclico en la actual coyuntura económica en que se encuentra el país.

“La protección del empleo que estamos buscando o la formación de nuevas fuentes de trabajo, no se va a generar y vamos a seguir creando expectativas en las PYMES, con instrumentos que supuestamente son para ellas y que no les llegan, siendo este el sector que genera más del ochenta por ciento del empleo en Chile”, agregó el parlamentario.

Los representantes de las pymes puertomontinas, en tanto, plantearon que la dificultad para acceder al crédito es parte del problema estructural que tiene el país, recordando que son ellos los que mantienen la fuerza laboral; por esto, solicitaron a los bancos asumir solidariamente con ellos los riesgos de la actual coyuntura.

A su vez, solicitaron al gobierno la necesidad de contar urgentemente con una Superintendencia de Pymes, que se encargue de resolver centralizadamente las constantes dificultades que debe enfrentar el sector.

Por último, Vallespín adelantó que la próxima semana la Cámara de Diputados debería aprobar en particular el nuevo estatuto para las PYMES, donde fue recogido uno de los planteamientos hechos por el parlamentario, tendiente a acabar con el comportamiento abusivo de las grandes y medianas, que en los contratos de prestación de servicios o de compra de bienes con las PYMES, establecen cláusulas de pago indeterminados o significativamente largos, siendo 30 días el plazo máximo para pagar a los proveedores, según establecerá la nueva normativa.