Municipio puertomontino licitará nuevo estudio de ruido ambiental

38

Reducir la contaminación acústica y mejorar las condiciones ambientales a través de una adecuada planificación urbana es uno de los objetivos que busca potenciar el segundo estudio de ruido que la Municipalidad de Puerto Montt realizará en la ciudad, para lo cual llamará a mediados de noviembre a una licitación pública.

“El ruido ambiental es un problema mundial y es el origen de un número cada vez mayor de quejas por parte de la población, siendo este contaminante, una consecuencia directa no deseada de las propias actividades que se desarrollan en las grandes ciudades”, explicó Maritza Pérez, profesional encargada del Departamento de Medio Ambiente del Municipio porteño.

A través del presente estudio se busca evaluar el ruido comunitario que se presenta en el balneario Pelluco -distante 4 km. al este de la ciudad- y que se caracteriza por ser un lugar de residencia, veraneo y de descanso desde los tiempos de fundación de la ciudad.

Hoy en día, en esta zona se ubica una gran concentración de locales de atracción turística y recreación nocturna los que generalmente producen emisiones de ruido al exterior de sus establecimientos, lo cual ha sido motivo de constantes molestias por parte de los vecinos.

Considerando ese factor y buscando establecer los antecedentes que permitan realizar una planificación adecuada y mejorar las condiciones de habitabilidad  y convivencia en la comunidad se realizará este estudio que se concentrará durante la epoca veraniega, dado que en dicho periodo se genera un mayor movimiento durante el dia y la noche.

El otro sector a evaluar acústicamente es Avenida Presidente Ibáñez, desde la intersección con Avenida Parque Industrial hasta la calle Volcán Puntiagudo. En el entorno de esta importante arteria, predominan los barrios destinados a casa habitación y uso de comercio menor.

“La realización de este tipo de estuidos acústicos permite construir mapas de ruidos de la ciudad, los que se transforman en una excelente herramienta para planificar adecuadamente”, explicó Pérez.

Por su parte el Alcalde Quinteros recordó que este sería el segundo estudio sobre medición de ruido que se hace en la ciudad y que tienen como objetivo final mejorar la calidad de vida de las personas.

Estos estudios “permiten implementar un planeamiento integral y sostenible, introduciendo en nuestros políticas futuras de desarrollo y dentro de la variable ambiental, le factor específico de ruido ambiental. Si incorporamos este conocimiento en la planificación tanto de Pelluco y Avda. Presidente Ibáñez, como de los otros sectores que abarcó el primer estudio el año pasado, estaremos propiciando sectores más amables, confortables y menos contaminados”, puntualizó la autoridad comunal.

Primer mapa de ruido

Durante el año 2007, la Municipalidad de Puerto Montt junto a la CONAMA de la Región de Los Lagos, realizaron el primer estudio de evaluación acústica denominado “Mapa de Ruido de la ciudad de Puerto Montt”.

Su objetivo principal fue medir, representar y evaluar los niveles sonoros obtenidos en distintos puntos de la ciudad, además de la percepción y grado de molestia del ruido ambiental que tienen los habitantes de la capital regional.

Como resultado, este primer estudio estableció que la principal fuente de ruido es el trafico rodado y que se concentra asociado a las prinicipales arterias de Puerto Montt, en donde se alcanzan los mayores niveles de ruido.  En un 75,3% de los puntos analizados durante el día, los niveles se califican como molestia seria y durante la noche en un 84,6%, los lugares muestran valores que se definen como perturbadores del sueño, según los criterios establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En cuanto a la percepción de la población, el Mapa arrojo que el  95% de los habitantes creen que el ruido ambiental es un problema importante para la calidad de vida.  Esa misma encuesta arrojó además que las fuentes de ruido identificadas como más molestas frente al lugar donde viven, son el tráfico vehicular con un 47,6%, seguido con un  22,6% por los ladridos de los perros.

Este estudio realizado en Puerto Montt durante el año 2007, será presentado por el Ingeniero Acústico Hugo Lobos (autor del análisis) en el VI Congreso Iberoamericano de Acústica que se realiza en Buenos Aires, Argentina, entre el 04 y el 14 de noviembre.