Comunidad escolar trabajan firmemente para prevenir problemas de consumo de drogas

Con el fin de trabajar los factores protectores que permita prevenir el consumo de drogas y los problemas que genera el abuso del consumo del alcohol, los padres, estudiantes y profesores del Liceo Andrés Bello de Puerto Montt, firmaron un convenio con el Conace destinado a aplicar las políticas en esta materia.

La firma de este convenio, se protocolizó a través de una breve ceremonia en donde la comunidad escolar asumió los compromisos que le permitirán trabajar las dinámicas de prevención en el consumo de estupefacientes, la cual será entregada a través de la adopción de  herramientas técnicas que les permitirá abordar con mejores ideas los problemas asociados al consumo.

“Es un proceso consensuado acordado entre la comunidad educativa que se hace parte del proyecto educativo institucional”, explicó la coordinadora del programa Previene de Puerto Montt, Herna Valdivia.

Durante el lanzamiento de esta política se realizó una presentación para que los estudiantes, profesores y apoderados conozcan los alcances que tiene la implementación de la política preventiva de drogas, así como también se  expuso los principales resultados del diagnóstico sobre prevalencias de consumo en los estudiantes de educación media.

Con la firma de este protocolo de trabajo, el Liceo Andrés Bello se sumó a la labor que se realiza en una serie de estableciemientos educacionales de la ciudad en materia preventiva, como son el Liceo Politécnico Mirasol, Comercial Miramar, Industrial y el Colegio Arriarán Barros.

Estudio nacional

Según el Séptimo estudio de drogas en escolares, realizado por Conace a nivel nacional, arrojó entre sus resultados el involucramiento de los padres en las actividades cotidianas de sus hijos, sigue siendo el factor protector clave para prevenir el consumo de drogas.

En aquellos padres que no se involucran con sus hijos, las prevalencias de consumo de marihuana es de un 21,4%; de cocaína, un 4,2%; y de pasta base, alcanza un 4,8%.

Estas cifras descienden considerablemente a 9,1% (en marihuana), 0,8% (en cocaína) y un 0,7% (en pasta base) cuando los padres se involucran en el quehacer cotidiano de sus hijos, lo euq se refleja en actitudes simples, pero efectivas como por ejemplo: saber dónde están sus hijos después que salen del colegio o durante los fines de semana;  estar atentos a las cosas que realizan sus hijos en el colegio; y, conocer las amistades más cercanas de sus hijos.