En pacífica marcha trabajadores del salmón entregaron petitorio con posibles soluciones al Intendente Galilea

La crisis que afecta a la industria salmonera desde hace un tiempo a la fecha ha significado que más de 4.000 personas, entre empleos directos e indirectos, hayan sido desafectados de sus puestos laborales. Es así como sindicatos de trabajadores del salmón agrupados en la CONATRASAL, la CUT, entre otros, realizaron una marcha hasta la Intendencia Regional para presentar a la máxima autoridad de la región de Los Lagos, una carta petitorio con posibles soluciones. Sergio Galilea recibió a los dirigentes y tras una larga conversación señaló que el día 21 de octubre responderá en forma escrita, tal como se hizo el petitorio que, destacó Galilea, se ha hecho de forma ordenada, fundada y responsable.  

Demandas de los trabajadores

En el documento que entregaron al Intendente, los trabajadores del salmón esgrimen que la industria anuncia la reducción de la producción entre un 20% y un 50% para el año 2009 y existen empresas que cuentan con planes de ajustes y despido masivo de trabajadores.

Cuestionan, además los subsidios millonarios que solicitan los empresarios salmoneros al gobierno, para hacer los cambios que demanda la grave situación sanitaria, dadas las altas utilidades que históricamente ha obtenido el sector. De ser entregados debiera garantizarse su adecuada utilización y la restitución a las arcas fiscales.

Propuestas de solución incluidas en el petitorio

Se pide incorporar a los representantes sindicales de los trabajadores a la Mesa del Salmón y a todas las comisiones e instancias de análisis y discusión. Se exige la modificación del sistema de concesiones acuícolas, considerando el establecimiento de estudios de impacto ambiental, zonificación del borde costero y el permitir que otras actividades económicas sean desarrolladas.

Solicitan, igualmente, que se considere a las regiones salmoneras zona de catástrofe para que el gobierno asigne recursos extraordinarios para su protección y recuperación. Se agrega la proposición de formular un plan de contingencia regional para afrontar la cesantía y el empobrecimiento familiar. A lo anterior se adiciona la promoción e impulso de mayores inversiones, entrega de créditos preferenciales e incentivos para generar micro emprendimientos productivos que favorezcan a trabajadores desempleados.

Como medida urgente, los trabajadores solicitan al gobierno un subsidio económico directo, sin trabas burocráticas para los trabajadores cesantes y familias de las localidades más impactadas por los despidos a través de programas de reconversión laboral y becas de estudio y capacitación que permitan su sostenimiento digno y consistente por el tiempo que perdure la crisis en la industria.

Respuesta del Intendente Sergio Galilea

El gobierno se compromete a constituir un equipo en que las principales instituciones del sector público, relacionadas a las demandas de los trabajadores, como el Ministerio del Trabajo, Economía y CorFo. Además, indicó Galilea, que se puede ayudar a “empresarizar” el conjunto de trabajadores despedidos de las empresas del área.

Las perspectivas para el año 2009 no son esperanzadoras, por lo tanto el gobierno necesita buscar el mecanismo que les permita paliar la situación de manera más sistemática.

Agrega el Intendente: “Como gobierno tenemos la enorme responsabilidad, en un período calculado entre un año y medio o dos años, de adoptar medidas fiscalizadoras de higienización, de sanitización, medidas que nos permitan asegurar que crisis como la del ISA puedan ser minimizadas. La demanda más importante es la dimensión laboral que tiene la situación difícil por la que pasa la industria salmonera y nos parece que es tan atendible como los fenómenos medio ambientales, normas de zonificación, apoyos crediticios que se pueden dar sobretodo en la situación internacional que vivimos”, concluyó.

Texto y fotos: Mauricio Sáez E.