Trabajadores del sector justicia ejercen en condiciones de injusticia

50

Innumerables mesas de negociaciones que terminaron con el apretón de manos y la sonrisa, de las cuales salieron un sinnúmero de acuerdos firmados desde hace años, incumplidos por cierto, y el ministro Carlos Maldonado haciendo oido sordo a los petitorios son los elementos que llevaron a los servicios que dependen del Ministerio de Justicia a unirse formando el Frente de Trabajadores del sector Justicia. Este nuevo grupo está formado por funcionarios del SENAME, Gendarmería, Registro Civil y la Corporación de Asistencia Judicial. La idea es unir fuerzas frente a problemas comunes para todos los servicios y si bien ahora las movilizaciones realizadas por cada organismo son individuales no se descarta una paralización general de los entes involucrados.

Las situaciones son parecidas y las demandas tambien, aumentos en la dotación de personal y condiciones dignas de trabajo son denominadores comunes de la problemática.

Eliana Ponce, dirigenta de la Asociación de Funcionarios de la Corporación de Asistencia Judicial señaló que con la nueva reforma a los tribunales de Familia existe una doble demanda de servicios ya que en los procedimientos que se tramitan se exije abogado tanto para la parte demandante como demandada y las personas que no tienen acceso a pagar abogado particular deben necesariamente recurrir a la Corporación. En la provincia de Llanquihue hay ahora seis abogados contratados por media jornada, de ellos tres trabajan en Puerto Montt, dos en Puerto Varas y uno que atiende Calbuco y Los Muermos. Hasta antes de la exigencia del doble patrocinio en causas de familia cada letrado tenía como promedio la cantidad de 55 audiencias mensuales, más de dos por dia.
 
Filomena Rebolledo, dirigenta de los trabajadores del SENAME indicó que los funcionarios apoyan ciento por ciento el paro de actividades, sin embargo, para no interrumpir el funcionamiento, se hacen turnos éticos lo cual no genera un impacto en la población ya que a los ojos de la opinión pública el servicio sigue funcionando normalmente. Agregó que el Estado no está cumpliendo con el rol de tutela de los más necesitados.

Texto y fotos: Mauricio Sáez E.