Diputado Vallespín y dirigentes lamentan aprobación de proyecto de portuaria

64

Parlamentario y dirigentes vecinal y gremial insistieron en riesgos que podría acarrear un eventual derrame de combustibles, particularmente en los sectores productivos,


Foto: Luis Pérez Godoy. 

 

“Seguiremos realizando las gestiones pertinentes para evitar que entre en funcionamiento el puerto petrolero del sector de San José de Isla Quihua, ubicado en la comuna”, señaló enfáticamente el Diputado Patricio Vallespín, luego que esta tarde la Comisión Regional del Medio Ambiente (COREMA) aprobara la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto presentado en este contexto por la empresa portuaria Cabo Froward.

El parlamentario DC recordó que la materialización del citado puerto petrolero que se pretende levantar en esa zona de la comuna de Calbuco contempla éste proyecto y también otro de las petroleras Esso, Copec y Shell, que está orientado a la construcción de estanques en los cuales serán almacenados los combustibles, “que no fue aprobado en la región y esperamos que vuelva a ser rechazado en Santiago”.

Además, junto con lamentar la votación de 14 votos a favor y sólo 1 en contra de la COREMA, Vallespín recalcó que es comprensible la indignación de esa comunidad, pues “no se les ha dado plenas garantías, en orden a que este puerto petrolero no representa un riesgo ambiental y que no se afectarán las actividades productivas como por ejemplo mitilicultura, horticultura y pesca artesanal”.

Asimismo, añadió que “la empresa portuaria puede anunciar que posee la tecnología de punta y presentar todos los planes de contingencia ante eventuales siniestros que desee, pero el hecho concreto es que si se produce un derrame de combustible, tal como ya ha sucedido en otros puertos como San Vicente, los efectos serán devastadores para diversas actividades productivas, que son el sustento económico  de estas familias”

“Por ello, ahondaremos en todos los esfuerzos para poder evitar que se concrete este puerto petrolero, ya que pensamos que es tremendamente nefasto para quienes viven en ese sector. Estas grandes empresas siempre dicen que no generarán impacto pero, en diversos lugares de Chile, la experiencia nos ha demostrado lo contrario. Un ejemplo muy cercano de esas promesas incumplidas, con gravísimos efectos, es la planta de celulosa ubicada en la Región de Los Ríos”.

 

DIRIGENTES INDIGNADOS

 Al respecto, el presidente de la Unión Comunal Rural de Isla Quihua, Sergio Caro, quien se manifestó profundamente indignado con la resolución de la COREMA, adelantó que “estamos evaluando interponer un recurso de protección, basado en el artículo nº11 de la Ley de Bases del Medioambiente, como también hacer una presentación a la Contraloría Regional”.

Tras señalar que no cesarán en sus intentos por frenar la materalización de este puerto petrolero, el dirigente vecinal acotó que pedirán que se declare el sector de San José de la Isla Quihua como una zona de saturación, tomando como argumento los artículos 43 y 44 de la citada Ley.

Por su parte el presidente de la Asociación de Mitilicultores de Calbuco, Walter Kaiser, fue enfático al precisar que existe una incompatibilidad entre el desarrollo de una actividad productiva como esa y la existencia en ese sector de una fuente de descarga de combustibles.

En este sentido explicó que “tenemos una producción anual de mitílidos que supera las 23 mil toneladas y, de concretarse el puerto petrolero, nuestras exportaciones a la Unión Europea estarán en riesgo. Ello debido a que, si se detecta una alta concentración de hidrocarburos en nuestros productos, este mercado podría cerrar algunas de las áreas que actualmente exportan a ese destino”, indicó.

“A nuestro juicio existe una profunda incoherencia ya que por un lado el gobierno fomenta el programa Chile Potencia Alimentaria pero, por el otro, un organismo como la COREMA aprueba proyectos como éste. Por eso no entendemos cuál es el real interés del Estado chileno”, concluyó Kaiser.