Llanquihue, un municipio cuestionado

66

Pese a que los candidatos a la alcaldía de Llanquihue se encuentran definidos, aún no se sabe la suerte que correrá su alcalde, Walterio Vargas, quien se encuentra a la espera de la decisión que tome el Tribunal de Garantía por malversaciones de fondos municipales, que le fueron imputadas.

Al parecer, los problemas que vive la municipalidad de Llanquihue no son de índole político, sino más bien se trata de velar por el buen uso que se haga de los fondos municipales, tarea que se ha encargado de cumplir un grupo de concejales que, independiente a sus colores políticos, acusó a Walterio Vargas a partir del segundo informe entregado por Contraloría el pasado 20 de junio de este año, en donde se acredita la malversación de fondos municipales por parte del edil.

Sin embargo, la historia se remonta al año 2005, en donde la fiscal Sra. Miriam Pérez, que ese tiempo ejercía en Puerto Varas, determinó la división de los delitos. Es por esto que existen causas contra el edil, tanto en el Juzgado del Crimen como en los tribunales de Garantía de Puerto Varas.

Por lo anterior resulta inaudito que Walterio Vargas siga ejerciendo la función de alcalde, pese a que la ley señala que ninguna persona que es declarada reo puede ejercer cargos públicos, para el caso del edil, esto ocurre desde el pasado 27 de noviembre del año 2007.

De este modo, los hechos que han transcurrido en Llanquihue desde las acusaciones en contra del edil, no han permitido el normal funcionamiento de la municipalidad, sobre todo si los concejales de dicha comuna se encuentran totalmente distanciados, entre quienes apoyan la gestión del edil y quienes lo denunciaron a la justicia.

En este sentido, para los concejales demandantes: Juan Andrade Barría (UDI), Víctor Angulo Muñoz (DC) y Francisco Vásquez Almonacid (RN), el señor Walterio Vargas no puede ni debe ejercer la función de alcalde de Llanquihue.

Para el concejal Víctor Angulo, la situación es clara: “Acá estamos hablando de facturas falsas, aquí hablamos de un robo a mano armada”, por ende, “cada día que pasa, el Sr. Vargas, va a utilizar la municipalidad para fines propios”.

 

El rol de alcalde

Al ser consultados frente a la situación que afecta a Walterio Vargas, los concejales se muestran incrédulos frente al actuar de la justicia, ya que para ellos la situación es bastante clara.

De este modo se refiere el concejal UDI, Juan Andrade, frente a la pregunta: ¿Walterio Vargas sigue cumpliendo el rol de alcalde?

– “En este momento él sigue en la municipalidad, por lo cual todo el mundo se pregunta por qué él sigue en la municipalidad, cuando la ley de las municipalidades lo deja fuera del momento en que el segundo juzgado comprobó la malversación de caudales públicos. Pero el ha seguido ejerciendo, el está acostumbrado a manejar esto, a nosotros nos llena de sorpresa esto, y como te repito tiene la ayuda de 3 concejales”.

Concejal UDI de Llanquihue, Juan Andrade

 

Por su parte, y frente al mismo cuestionamiento, el concejal de la DC, Víctor Angulo respondió: “Nosotros, el concejal Juan Andrade y Francisco Vázquez, estamos claros en nuestra posición. Para nosotros el señor Vargas no es el alcalde de Llanquihue, no debiera ejercer la alcaldía porque él está declarado reo a partir del 27 de noviembre de 2007 y la ley dice que ninguna persona que es declarada reo puede ejercer cargos públicos y mucho menos presentarse a una elección como él pretende hacerlo. En este momento él está ejerciendo pero todas las acciones, y así lo ha dicho contraloría, que él ha hecho a partir del 27 de noviembre en adelante son nulas de acuerdo a la ley. Que haya utilizado resquicios legales para aplazar esto es otra cosa. Pero para  nosotros no podría cumplir sus funciones porque esta declarado reo y la corte también lo confirmó con un fallo de tres a cero”.

Concejal DC de Llanquihue, Víctor Angulo

 

No obstante, frente al fallo que pueda emitir el Tribunal de Garantía sobre el edil de Llanquihue, cuando los concejales demandantes quisieron formar el Concejo Municipal para elegir un nuevo alcalde no hubo acuerdo, ya que los concejales: Héctor Ulloa (PRSD), Patricia Espinoza Sandoval (PS) y Fernando Vázquez (Independiente), no se presentaron en dicho Concejo municipal.

De este modo lo grafica el concejal Juan Andrade: “no se pudo llegar a constituir el Concejo, porque nosotros somos 6 concejales y 3 de ellos siempre están de parte de él. Yo te digo que están de parte de él porque las veces que nosotros quisimos hacer reunión de concejo para nombrar un nuevo alcalde ellos no asistían a reunión. Yo entiendo la parte de ellos porque uno es jefe del DAEM, es empleado de la municipalidad, que es don Héctor Ulloa; y Fernando Vázquez que es profesor del Liceo, entonces ellos nunca van a poder llevar lo contrario a lo que dice el alcalde. Ellos siguen apoyando al alcalde, siempre lo han hecho aunque en su conciencia, yo creo, deben pensar que están haciendo las cosas que no corresponden.

El rol de nosotros es fiscalizar que la municipalidad funcione dentro de la poca plata que le llega para que no se usen los recursos de todos los Llanquihuanos, en este caso, en cosas o negocios que no corresponden”.

 

Una comunidad afectada.

Frente a la malversación de fondos municipales, los concejales demandantes no dudan en señalar que se ha puesto en riesgo un sin número de recursos municipales, tras la mala gestión de Walterio Vargas, quién por otra parte se ha mantenido al frente del municipio de Llanquihue por más de una década.

¿La malversación de fondos de Walterio Vargas afecta el presupuesto municipal?

– “Claro que afecta porque hay mucha plata que el usa para su campaña y que después da cuenta de alguna forma, que se yo, obras sociales, por ahí el justifica las platas. Lo mismo que pasó con el estadio en donde había un déficit de 15 millones, que decía que se habían hecho baños, galerías, que se había arreglado el terreno, si tu miras al frente no hay nada y eso salió en los diarios. Pero después él saca plata y cuando los medios de comunicación o alguien lo descubre el devuelve la plata, la saca de otro lado, pero de la misma municipalidad, no la saca de su bolsillo. Entonces el devuelve el dinero y dice que es un mal manejo de su gente”, señala Juan Andrade.

Víctor Angulo, frente al mismo cuestionamiento, responde: “desde luego, uno lo puede probar con hechos reales. Una de las cosas que terminó de indignar a la gente es que se haya construido la casa del hijo del alcalde don Marco Vargas con recursos municipales, con recursos estatales y eso lo dice el último informe de Contraloría, no puede ser posible que todos nosotros paguemos la casa del hijo del alcalde.

Hay negligencias que perjudican el presupuesto. El año 2003 muere un niño en el muelle de Llanquihue, la municipalidad paga 150 millones de pesos, porque la municipalidad es la responsable del muelle. Hoy tenemos embargados los terrenos de la cancha, los que fueron embargados por un trabajador que gano un juicio”.

Frente a este sin número de irregularidades, no existen dobles lecturas ante los hechos expuestos anteriormente.

 

Se espera un nuevo edil.

Pese a todas las irregularidades que afectan al municipio de Llanquihue, se espera que desde octubre de este año, tras las elecciones municipales, un nuevo edil asuma la responsabilidad de guiar los destinos de Llanquihue.

De este modo, los candidatos a la alcaldía serán: Carlos Tudela (DC), por parte de la concertación y Ramón Moraga (RN), ex carabinero, quien sería el candidato de la alianza; más algún independiente que pudiese inscribirse en estos meses.

Sin embargo, aún quedan preguntas sueltas cómo: ¿quién asumirá la alcaldía de Llanquihue si Walterio Vargas es sentenciado por la justicia?, ¿Podrá el edil presentarse nuevamente a la alcaldía?, ¿qué pasará con los fondos municipales que se utilizaron en temas ajenos a la municipalidad?, todas estas interrogantes serán resueltas a fin de este mes, cuando el tribunal de garantía de Puerto Varas, determine el destino del cuestionado edil.

De todas formas, se espera que Llanquihue pueda desarrollar el rubro turístico en los próximos años para de esta forma ayudar al desarrollo de la comunidad junto con crear nuevas fuentes de trabajo para todos los Llanquihuanos. En este sentido, las condiciones naturales existen para hacer de Llanquihue un nuevo polo dentro del rubro turístico, sin embargo, el aporte privado no se hará presente en la ciudad lacustre mientras no se muestre una autoridad acorde al rol que debe cumplir un alcalde.

 

Por Jim Andrade.

Fotos: Mauricio Sáez Elgueta – Jim Andrade.